1 may. 2012

La Red de Conocimiento y Educación

En una sociedad que se pretende democrática, como la nuestra, es extremadamente importante estimular y perfeccionar, las formas de participación eficaz del ciudadano en todos los foros y espacios posibles, físicos o virtuales, en donde el interés público y el bien común estén en juego. Esto implica la creación, de canales efectivos para su participación: en la discusión de los grandes problemas, en la formulación de las políticas públicas, en el acompañamiento de su ejecución y en la evaluación de sus resultados.
Las políticas públicas para el conocimiento y el saber del Pueblo, para la educación y la cultura, para la ciencia y la tecnología, individual y colectiva; precisan de instituciones y programas eficientes para prosperar. El poder político y económico las debe alimentar y conservar, el poder social y ciudadano las debe producir y reproducir. Las debe desear y necesitar, las debe creer y querer, las debe imaginar y crear. Así, el trabajo del científico y del técnico, del investigador y del artista, del docente y del alumno, del trabajador del conocimiento y la cultura en general; serán la mejor motivación y exigencia para éstas políticas públicas y programas. Hacer conocer, difundir amplia y democráticamente, el trabajo en el mundo del conocimiento y de la educación, es el mayor desafío. Éste es uno, de los tantos medios.
En el Día del Trabajador, para los que trabajan con la producción de conocimiento y crear educación...